HUMANIDADES: Historia

¿Por qué en España comemos a las tres?

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Nos levantamos antes de que cante el gallo, pero no comemos hasta la tarde. Salimos del trabajo de noche y cenamos a las diez mientras vemos la televisión, cuyo prime time es de 22:00 a 1:00, lo que retrasa la hora de ir a la cama. Los peculiares horarios españoles, sin equivalente en ningún otro lugar, tienen consecuencias negativas para la salud; entonces, ¿por qué los seguimos?

Más información sobre:
hora
horario
verano
zona horaria
historia
comida
España

Julia García López | 01 abril 2013 13:21

<p>Los españoles comemos sobre la una solar, aunque los relojes oficiales marcan una hora más. / <a href="http:/www.sxc.hu/browse.phtml?f=download&id=1064321" target="_blank">Jayanta Behera</a></p>

Los españoles comemos sobre la una solar, aunque los relojes oficiales marcan una hora más. / Jayanta Behera

En los años 60 del siglo pasado, el ministro de Información y Turismo Manuel Fraga Iribarne atrajo a las suecas a nuestras playas con el eslogan ‘Spain is different’. Y aunque la sociedad española ha evolucionado desde entonces, lo cierto es que va a contracorriente del resto del mundo en algunos aspectos.

Por ejemplo, los horarios de comidas. En España se desayuna temprano, a la misma hora que en otros países, pero, para desesperación de los hambrientos turistas, el almuerzo no se hace hasta las 14:30 y la cena siempre tiene lugar después de las 21:00.

Al otro lado de los Pirineos, Europa come sobre las 13:00, y es raro cenar después de las ocho de tarde. Independientemente de la cultura o el clima, todo el mundo, desde nuestros vecinos los portugueses, hasta en la lejana Nueva Zelanda, parecen tener un ritmo diferente a los españoles. Pero todo esto quedaría en mera anécdota si no fuera porque se ha relacionado con problemas en el aprovechamiento del tiempo.

“Somos de los países europeos que más tarde se acuesta y que menos tiempo dedica a dormir. Parece como si estuviéramos ganando un récord de resistencia vital” explica Inés Alberdi, socióloga de la Universidad Complutense de Madrid. El retraso de la hora de irse a la cama provoca que el tiempo que los españoles dedican de media al sueño no llegue a las ocho horas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aparte de quitarnos el sueño, los ritmos españoles ponen muy difícil conciliar la vida laboral y la personal. Mientras en el extranjero les basta con 45 minutos para comer, los españoles parten la jornada laboral y dedican hasta dos horas a una contundente comida. Esto lleva a que, aunque la hora de entrada en la oficina es la misma que en otros países, se sale más tarde y el tiempo para dedicar a la familia, el ocio, y las tareas domésticas se reduce.

Menos tiempo para el ocio

“Cuando el trabajo invade la esfera privada de forma constante, la productividad se reduce –asegura Ignacio Buqueras y Bach, Presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles–. Las personas se vuelven irritables, menos comprensivas con los intereses de su empresa, más propensas a accidentes laborales o de tráfico y más estresadas. Todo esto merma la productividad”.

Aparte de quitarnos el sueño, los ritmos españoles ponen muy difícil conciliar la vida laboral y la personal

El diseño irracional de los horarios afecta de forma distinta a cada grupo social. Según encuestas del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el uso del tiempo, las mujeres dedican a las tareas domésticas y familiares dos horas más que sus parejas del sexo opuesto, lo cual provoca que ellas sufran especialmente las consecuencias de una jornada laboral inusualmente larga.

“Las grandes damnificadas son las mujeres. Si antes ellas mayoritariamente tenían un trabajo, ahora tienen dos por la habitual falta de corresponsabilidad de su pareja”, asegura Buqueras y Bach. Y, por si fuera poco, los niños salen del colegio cuando aún no hay ningún adulto en casa.

Franco desfasó el horario respecto al Sol

Lo curioso es que no son los españoles los diferentes al resto del mundo, sino sus relojes. En el momento en que el Sol está más alto en el cielo, es decir, a las 12 del mediodía según la hora solar, los relojes españoles marcan las 13:30.

Según el astro rey, en España comemos entre la una y las dos solares y cenamos a las 20.30, unos horarios que no difieren tanto con los del extranjero. Es decir, las costumbres alimentarias en España se rigen por el Sol, aunque los relojes oficiales parecen empeñarse en ir a lo suyo.

La causa de este desfase horario se remonta a los años de la dictadura, cuando Franco adelantó sesenta minutos los relojes patrios para estar en sintonía con la hora que Alemania había impuesto en todos los territorios ocupados (GMT+1:00). Hasta ese momento, los españoles habían vivido acordes con el horario del meridiano de Greenwich.

Es decir, hasta 1942, los relojes españoles marcaban una hora menos que la actual (GMT+0:00), la misma que tienen hoy Inglaterra, Portugal y las Islas Canarias y la que a España le corresponde por su situación geográfica, ya que el meridiano de Greenwich pasa por Castellón y deja prácticamente toda la península al oeste.

Más aún, Galicia, la parte más occidental de la península, podría ya adherirse al siguiente huso horario (GMT-1:00). Sus relojes durante el invierno están dos horas adelantados a la hora solar.

Las costumbres alimentarias en España se rigen por el Sol, aunque los relojes oficiales parecen empeñarse en ir a lo suyo

El pluriempleo de la posguerra

Esta incoherencia se intensifica aún más al adoptar el horario de verano. El cambio de hora es una medida controvertida, pero está establecida por una directiva de la Unión Europea y se basa en estudios que aseguran que favorece el ahorro energético. Desde este domingo a las 2:00, cuando en toda Europa los relojes se adelantaron una hora, España ha pasado a estar dos horas por delante del Sol, y hasta tres en Galicia, donde el mediodía solar ocurre después de las 14:30.

Además del huso horario, el pluriempleo durante los años de pobreza de la posguerra también se ha sugerido como origen de las tardías cenas nacionales. Tras la guerra civil, era común tener un trabajo hasta las dos de la tarde, y otro después de comer hasta bien entrada la noche.

Aunque el pluriempleo no es común en la sociedad actual, cenar tarde podría ser un vestigio de una época en que sí lo era, de la misma forma que los horarios matinales de la banca y la administración.

La Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles propone que la solución sería volver al huso horario de Greenwich por el que España se regía en 1942. “Es una decisión que debe tomar el Gobierno, y así se lo hemos pedido, sin éxito, a los dos últimos presidentes, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Es fácil de llevar a la práctica, automática e inmediata, y además, no genera ningún coste económico” asegura Buqueras y Bach.

Sería tan sencillo como no adelantar los relojes el próximo año con la llegada de la primavera. El proceso debería ir acompañado por un cambio en ciertas actividades sociales. Por ejemplo, el prime time de la televisión se adelantaría una hora y, en el trabajo y la escuela, tendría que fomentarse la jornada continua y reducir la pausa para la comida.

“El objetivo de la racionalización de los horarios es hacernos la vida más fácil y conseguir que sean compatibles las diferentes obligaciones y deseos de realización vital de hombres y mujeres que son, a la vez, madres, padres y trabajadores” concluye Inés Alberdi.

También ‘Xinjiang is different’

El desplazamiento de los relojes con respecto al Sol no es exclusivo de España y ha dado lugar a situaciones curiosas en otras regiones donde también se sufre, como en las provincias del oeste de China, un país que, a pesar de su enorme extensión, ha fijado la misma hora en todo su territorio. Regiones como Xinjiang o Tibet siguen la hora de Pekín a pesar de estar situadas dos zonas horarias al oeste de la capital. El mediodía solar ocurre en estas regiones a las 15:00.

Esta situación ha llevado a que los habitantes de Xinjiang sigan su propia hora no oficial, dos horas menos que el resto del país, lo cual se considera una forma de lucha y resistencia contra el Gobierno. Allí las escuelas y negocios abren y cierran según la hora propia de Xinjiang, en vez de la dictada por el Gobierno central.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • kppador |01. abril 2013 18:27:46

    A la gente la hace ilusión cosas como ir a hacer descambios al corte inglés a las 9:55 de la noche, para qué cambiarlas?

    Responder a este comentario

  • Felipe Gallego |02. abril 2013 08:17:24

    Pero ¿Quién se atreve a decir que no madrugamos? Yo, que no soy de los más madrugadores, me levanto hacia las 7:30 que aquí, en Galicia en verano, son ¡las 4:30! por la hora solar. ¿Y los que entran a trabajar a las 8:00? ¿Quién madruga más en Europa?. Parece mentira pero, por la hora solar, los empleados de banca, por ejemplo, entran a su oficina a las 5 de la mañana.

    Responder a este comentario

  • Alberto |02. abril 2013 08:23:04

    Creo que hay un argumento más que no debemos dejar pasar por alto. España es mucho más meridional que el resto de países europeos, eso hace que a las horas centrales del día en las estaciones cálidas no se pueda casi andar por la calle.

    Esto, añadiendo nuestro carácter eminentemente agrícola, genera la tradicional necesidad de hacer una pausa en ese tiempo para comer y descansar (no olvidemos mencionar la siesta) y por tanto se reparte la jornada en los momentos más propicios para el trabajo duro: el amanecer y el atardecer.

    Responder a este comentario

  • peroookedicess |02. abril 2013 08:25:25

    No dice que vayan a cambiar los horarios comerciales, por mucho que atrasen una hora, seguirian siendo las 21:55 xDD

    Responder a este comentario

  • Dreamliner |02. abril 2013 08:26:44

    Cñomo no había que echarle la culpa a Franco...

    Responder a este comentario

    • Gata |06. abril 2015 11:20:14

      Dar una información con datos no es "echar la culpa". "Echar la culpa" es asesinar a cientos de miles de personas solo por no lamerle el culo a un dictador (en ese caso tampoco es "echar la culpa" porque fue verdad) :D
      Feliz día

      Responder a este comentario

  • Alvaro |02. abril 2013 08:37:39

    "Además del huso horario" Corregirlo!!!!!!

    Responder a este comentario

  • lokyx |02. abril 2013 08:59:02

    Nombras a canarias, y poco despues defines galicia como la zona mas occidental del pais... corrige y tal.

    Responder a este comentario

  • Alberto |02. abril 2013 10:07:19

    lokyx , el autor dice "la zona más occidental de la península", ¿sabes lo que es la península? A ver si leemos 2 veces y pensamos 3 veces antes de criticar.

    Posdata: Corrige y tal

    Responder a este comentario

  • Mister lala |02. abril 2013 10:14:23

    La culpa no es del sol, ni de Franco. La culpa es de los empresarios españoles que se piensan que porque pases más horas en sus locales y oficinas vas a ser más productivo para él. Dile tú a tu jefe que te vas a ir a comer a las 13:00, o que quieres trabajar en horario contínuo, verás que risa le entra.

    Responder a este comentario

  • Miriam García |02. abril 2013 10:14:26

    Lo que es para llorar, entre otras cosas, es que la gente tenga tan poca responsabilidad como para marcar sus horarios por el horario de la televisión... ¿O es al revés?

    Responder a este comentario

  • Jordi84 |02. abril 2013 10:14:34

    Yo el único problema real que veo es la conciliación de horarios debido a que se trabajan más horas que en todos los países europeos. En Francia 35 horas, en Inglaterra y Holanda 37'5 o 35. Y lo sé porque he trabajado allí como ingeniero informático. En algún caso se trabajaban 40 igualmente y las horas de más son compensadas con vacaciones. En ningún caso se descontaba la hora de la comida en el trabajo, por lo que se trabajaba de 9 a 5 (o equivalente), y si eran 35 horas pues a veces me han contado media hora (de 9 a 5'30), pero jamás 1 hora. Y en los trabajos de oficina, quien lleva fiambrera come en media hora o un poco más, igual que los países que he mencionado. Allí no se llegaba a la hora, pero rara vez era menos de media.

    En España nos estafan con esto, y creo que debería difundirse, aprovechando que muchos hemos salido a trabajar fuera. A veces me cuentan amigos que trabajan (en oficina, no hablo de tiendas, que ahí sí que hacen otro tipo de horarios, igual que en la restauración) de 9 a 7 y me parece increíble: 10 horas trabajando al día.

    Buscad un poco "9 to 5", en todos los países es lo que se ha hecho desde hace varias décadas, y aquí seguimos haciendo como si fuera la posguerra trabajando muchas más horas, a cambio de cuatro duros.

    Responder a este comentario

    • Mire |03. marzo 2016 10:12:58

      habría que marcar la diferencia entre trabajar y calentar el asiento.
      en España se hacen 40 horas a la semana y normalmente se tiene 1h para comer, es decir o de 8 a 5 o de 9 a 6.
      ¿por qué te quedas más tarde en el trabajo? ¿entras a tu hora? ¿vas a trabajar o a tomarte cafés y a contarle el fin de semana al de al lado? ¿eres un calienta asientos que te crees que por quedarte 2 horas más por la tarde trabajas más que los demás?

      El problema no son las horas, es la productividad en dichas horas. Eso es lo que tenemos que cambiar.

      Responder a este comentario

  • arístides |02. abril 2013 10:14:38

    "Y aunque la sociedad española ha evolucionado desde entonces, [...]"
    No estoy de acuerdo. España sigue siendo una campa de fachas y borregos.

    Responder a este comentario

  • Ignacio Agulló Sousa |02. abril 2013 12:01:36

    Porque Franco cambió la hora española en 1940. Siguiente pregunta.

    Responder a este comentario

  • madrileño cabreado |02. abril 2013 12:01:47

    Vamos a ver: no en todas partes es igual. En el este de la Península se come y cena mucho antes que, por ejemplo, en Madrid. Valencia o Cataluña a veces parecen Francia por las horarios. El problema es que en Madrid durante muchas generaciones hemos comido, cenado y acostado tarde. Y es entonces que al llegar la población rural a la capital no se adapta a nuestros usos. Señores: vuelvan al campo, déjennos en paz. Aquí no nos dedicamos al pastoreo. El origen de estos horarios se pierde en la noche de los tiempos en Madrid. Todo esto no es más que un movimiento pueblerino y religioso. Repito, déjennos en paz a los madrileños. Regresen a sus parroquias pueblerinas y si quieren, acuéstense pronto. Yo les tapo.

    Responder a este comentario

  • Macu |02. abril 2013 12:02:01

    A ver, Álvaro: En la frase "además del huso horario" no hay nada que corregir. Es correcta. ¿No será que desconoces el significado de la palabra "huso" y la estás confundiendo con "uso"?. Por cierto, no se dice "Corregirlo!!!!", sino "¡Corregidlo!.
    El artículo me parece excelente y muy bien documentado. ¡Enhorabuena!

    Responder a este comentario

  • asdad |02. abril 2013 12:02:18

    porque como bien dice este articulo, aqui somos tontos, atrasados, incultos y cosas asi, y lo que no comprendemos es que para que nos vaya bien tenemos que copiar a pies juntillas las cosas de paises ricos (en Noruega todo el mundo sabe que las cosas van maravillosas porque tienen un sistema social muy elaborado, nada que ver con las ingentes cantidades de petroleo, no).

    Asi de CABESTROS somos aqui. Nos pensamos que si las cosas van bien en esos paises es pq han hecho bien sus formulas sociales, austeridad, y no se que rollos, y no pq tengan recursos que, fijate tu que cosa, desde hace 50 años valen mucho (aunque ya veremos dentro de un siglo si se estan comiendo las piedras estos paises "tan desarrollados")

    Responder a este comentario

  • Isabel |02. abril 2013 12:02:26

    Álvaro,

    Es correcta la expresón "Huso horario"

    Def.RAE "HUSO":

    ~ horario.

    1. m. Geogr. Cada una de las partes en que queda dividida la superficie terrestre por 24 meridianos igualmente espaciados y en que suele regir convencionalmente un mismo horario.

    Responder a este comentario

  • Nuad |02. abril 2013 12:22:36

    Con 25 años y desde hace varios exigo en mi puesto de trabajo salir a las 13h a comer (de 13 a 14) y en ningún caso me han puesto pegas puesto que todo el mundo come más tarde así que quedan los puestos cubiertos sin que se vacíe el departamento. Lo único que he tenido problemas es con la gente que viene a las 13:45 a pedirme algo y no me ve en mi puesto, pero se les atiende después de comer y ya está.

    No es tan difícil pedir eso. Los jefes quieren que se cubra la mayor cantidad de horas posibles.

    Responder a este comentario

  • Carla |02. abril 2013 13:55:16

    Lo de las 2 horas (o más) para comer viene condicionado en todos los casos por la empresa de turno. Quién quiere pasar 2 horas comiendo cuando lo puedes hacer en 45 minutos?
    Con la liberalización de los horarios tras la última reforma laboral esa brecha en el horario podrá ser más larga si el empresario lo desea.
    Spain is different! Vamos para atrás!

    Responder a este comentario

  • Livia |02. abril 2013 13:55:18

    Ojo, que no es justo comparar el almuerzo del norte de Europa con el nuestro, pues el suyo es algo más ligero y puede bien ser un sandwich, equivalente a las cenas que hacemos en mi familia. Y según me dijo una señora mayor inglesa ellos antes almorzaban fuerte, también. Lo de cenar fuerte allí y hacia las 7 es causa del horario laboral que adoptaron, donde predomina el de 9 a 5. Y en las familias donde la mujer lleva el peso del hogar allí también se mete la paliza igualmente (otra cosa es que eso sea menos común, por estar las labores algo más repartidas). Realmente lo que ahorra un cierto tiempo y ayuda a la conciliación es adaptarse a cocinar una sola vez al día y - sobretodo- hacer jornada corrida.

    Responder a este comentario

  • Livia |02. abril 2013 13:55:19

    Lo de cenar tarde viene de antiguo. Ya el viajero alemán Weiditz, recoriiendo la península ibérica a finales del siglo XV, comentaba asombrado lo animadas que estaban las calles de Valencia a eso de la medianoche. Yo creo que es un tema de calor. Si en verano no refresca algo hasta las 7 o así pues es a partir de entonces cuando apetece activarse.

    Responder a este comentario

  • Corrector |02. abril 2013 16:03:14

    Hay un error en el texto. Donde dice "cuando Franco atrasó sesenta minutos" debería decir "adelantó".

    Responder a este comentario

  • MRG |02. abril 2013 17:12:03

    Yo he vivido en Boston muchos años y me he traído los horarios de ahí a España. Soy autónomo y me lo puedo permitir. Aunque siempre que este solo, sino a los amigos y familiares lo de comer a la 1 y cenar a las 7:30 como que no lo ven. Es una locura lo de este país. Por ejemplo:

    Salir a cenar, en los EEUU 7/8 en España 9:30/11, la de veces que he terminado de cenar en un restaurante pasadas las 12.
    Salir de copas, en los EEUU quedar a las 8 es normal. En España salgo de casa a las 12.
    Colegios, casi todo el mundo que conozco tiene que contratar a una chica para que recojan a sus hijos por que los padres todavía están en el trabajo y no ganan mucho dinero, no es un capricho.
    Lo del trabajo ya es de todos conocido.
    La televisión, el Prime Time es a las 8 de la noche en los EEUU, las noticias entre las 6 y las 7. Todo dura o 30 minutos o 1 hora. En España es un cachondeo, nunca sabes cuando acaba un programa. El hormiguero, se tilda de programa familiar y empieza a las 9:45 de la noche. La parrilla española es una chapuza.

    Se necesita un cambio radical, pero en este país solo se hacen cuando hay pasta de por medio, Carnet por puntos, mas multas, mas dinero para las autoescuelas, no hay problema se conciencia a la gente, Moneda Unica Nueva, no hay problema se conciencia a la gente. Cambio de horario y de costumbres, ¿Donde esta el dinero en eso?

    Responder a este comentario

  • Patricia |02. abril 2013 18:22:39

    De acuerdo en muchas cosas pero no entiendo por qué cuando se habla de mejorar horarios para conciliar vida laboral y familiar, etc., sólo se habla de los horarios de oficina. Siempre se resuelve reduciendo la pausa para comer en este tipo de trabajos. Y yo me pregunto, ¿cómo conciliar cuando se trabaja en comercios, hostelería, grandes superficies, y otros sectores? ¿Es que la conciliación sólo es posible o sólo preocupa cuando se trabaja en oficinas?

    Responder a este comentario

  • Adrian Elliot |03. abril 2013 09:40:59

    En Madrid son muy pocas las cafeterías que abren antes de las 9 o las 10,00h de la mañana. Por tanto, muchos españoles llegan al trabajo a las 9,00h y a las 10,00h salen otra vez para desayunar, aunque lo que se dice 'desayunar' en España no es precisamente desayunar. Después salen a las 14,00h para comer, regresan a las 16 o 17,00h y siguen hasta bien entrada la noche.

    Consecuencia: Su primera hora laboral es poco productiva porque no han desayunado y están cansados. Después desayunan pero no lo suficiente por lo que progresan lentamente durante una mañana maratoniana que termina a las 14,00h. A continuación, comen durante dos horas -muchas veces con una comida de tres platos y café- y regresan al trabajo llenos y necesitados de echar una buena siesta. Finalmente, sobre las 19,00h se dan cuenta de las tareas que tienen pendientes y empiezan a hacerlas tranquilamente mientras su mujer está en casa limpiando, cocinando y preparando los niños para la cama. Llegan a casa -a veces después de una cena de trabajo, es decir sobre la 1,00h de la madrugada-, duermen 5 horas y llegan otra vez al trabajo aún menos productivos, si cabe, que el día anterior. De las mujeres, apenas he empezado a hablar.

    Y luego nos preguntamos por qué en el resto de Europa nos miran con tanto asombro.

    Responder a este comentario

  • un ciudadano |03. abril 2013 09:41:14

    Yo no estoy de acuerdo.
    Con el cambio de hora de primavera hay mas horas de luz en el día.
    Que concilien los horarios que quieran pero que tengamos mas horas de luz natural.
    No hace falta dejarnos menos luz natural por la tarde para que reduzcan la hora del almuerzo o pongan jornadas continuas.
    El cambio de hora que tienen que quitar es el de otoño.
    Mierda propagandistica para ahorrar dinero a las empresas a costa de la vida de las personas.
    Es la verdad dicha al reves lo que dicen estos.
    La Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles es un zurullo como la copa de un pino.
    Jamas votare a quien nos quiera sumir en la oscuridad.
    Que quiten el cambio horario de otoño, a ver que dicen...

    Responder a este comentario

  • Elena |03. abril 2013 09:41:19

    Muy interesante. Cada vez comemos más rápido, lo de las dos horas no es generalizado, y aun así salimos muy tarde del trabajo. Veo muy complicado cambiar a todo un país... por cierto "uso" horario es sin H!

    Responder a este comentario

  • carolina |03. abril 2013 09:41:38

    Totalmente de acuerdo con la información. Y si, siempre se quejan de que les acortan la hora de comer. Mejor comer antes y un rato justo y volverse antes a casa. Es mala costumbre y mientras no te insertes en otra sociedad y vivas las diferencia quizás no lo entiendas.

    Responder a este comentario

  • Paco |03. abril 2013 11:40:31

    En realidad no sé si cambiar la hora haría que cambiáramos nuestras costumbres en cuanto a horarios de comida, ya que no cambiamos la hora de la comida ni de la cena cuando entra el horario de verano. Y Elena, huso horario es con H de toda la vida.

    Responder a este comentario

  • Moisés79 |03. abril 2013 15:54:09

    A "madrileño cabreado": colega, te falta un hervor....

    Responder a este comentario

  • manu |04. abril 2013 11:18:49

    "Huso horario" es con hache. Nunca se me olvidará, ya que de niño escribiendo en una redacción correctamente "huso horario" mi profesor de lengua me quitó dos puntos porque no el encajaba esa hache. Le hubiera puesto en un compromiso así que no dije nada. Fue la mejor lección que recibí en todo el año. Me alegra pensar que tal vez para él también.

    Responder a este comentario

  • Mnauel Guisande |04. abril 2013 11:19:59

    Curiosa historia

    Responder a este comentario

  • Rodrigo Morales |04. abril 2013 11:20:09

    Muy Interesante artículo. Habría que hacer la comparativa con otros países mas a profundidad. Sí se puede cambiar todo un país y de hecho los países hispanos tenemos una larga historia de poca productividad y aun largas horas de trabajo, me parece que para mejorar nuestra calidad de vida tendríamos que obligarnos a producir mas en menos tiempo, es totalmente adecuado el enfoque que se da en el artículo, aunque quizás no es el único aspecto si es muy relevante. Por ejemplo en la Ciudad de México hay muchas personas que viajan 2 horas para llegar a su trabajo y de regreso lo cual tiene consecuencias similares a las mencionadas.

    Responder a este comentario

  • antonio cristovao |05. abril 2013 15:11:37

    no aspecto social - a vida social espanhola e muito mais rica e intensa que por exemplo os vizinhos ibericos que seguem os "patroes" ingleses . No desfasamento entre o clima e os horarios; na perca dum mui saudavel habito, infelizmente pouco realçado,de dormir a sesta ; além duma pouco desejada perca duma identidade diferente (e necessario ser) genuina e iberica todos perderiamos com seguir os outros europeus.

    Responder a este comentario

  • vanessa |01. octubre 2013 17:36:01

    ¿Nos pasamos la vida quejándonos de que en invierno anochece a las 5 y pretenden deprimirnos más? Si lo que falla son los horarios de trabajo, ¿no sería eso lo que hay que cambiar? De verdad que no entiendo el planteamiento. Espero que no sea otra triquiñuela para beneficiar a las eléctricas.

    Responder a este comentario

  • Nuno |06. marzo 2014 10:58:18

    Artículo muy interesante! Trabaho en espanã en Girona hace uno año, respecto los costumbres locales pero no me parece muy racional que las oficinas de atención al público encierren tan temperano y que la pausa para comer sea unas 3, 4 horas.

    Responder a este comentario

  • Javier Valladolid |14. mayo 2014 18:38:03

    Personalmente pienso que el horario partido no es el problema. Realmente supone una ruptura psicológica grande, un espacio socializador y de productividad alternativa. La disonancia horario de sueño y de trabajo es fuerte; nuestro organismo no está capacitado para un desayuno a la americana. Si miramos la cuestión solar, un español se levanta a las cinco de la hora solar, se acuesta a las nueve de la noche y las once de la noche de la hora solar. Necesita comer repetidas veces porque su organismo a las dos exije, da igual que trates de comer a la una, yo llevo meses en Italia y a la una puedo comerme una lata de atún pero muy muy raramente podré comerme un plato de pasta, porque a las dos y media tres tengo hambre otra vez. Cargar más horas en la mañana no puede aumentar la productividad por el simple hecho que nos hartamos, queremos acabar con el trabajo. En Inglaterra un amigo está de enfermero y trabaja muchos días quince horas. Con lo que eso del horario de menos horas lo será para quien lo es. Sobre que en Suecia haya petroleo, en muchos paises africanos hay petroleo y en lugar de prosperidad se convierte en una maldición.

    Responder a este comentario

  • Perikin |02. enero 2015 10:01:56

    Venga va. ¿Por que motivo me van a poner una jornada intensiva de ocho a tres, por anochecer una hora antes? El que añochezca antes o después no cambia mis hábitos, pero si mi humor si se hace de noche mucho antes. En cualquier caso no veo que se critiquen las estupidas condiciones laborales de este país. Con sus jornadas partidas interminables, sus 40 horas semanales legales más las extras ilegales pagadas en sobre y su escasa producción, ya que calentar la silla no es sinónimo de producción precisamente, sino de hastío y apatía. Verdaderamente no acabo de ver el planteamiento de esta asociación. Más bien parece que quisiéramos copiar todo lo europeo, pero por el lado malo, como viene siendo habitual en este país. Bueno supongo que si dormimos una horeja más, estaremos más frescos para soportar nuestras jornadas de diez o doce horas, que es por donde parece que van los tiros.

    Responder a este comentario

  • Esther perez |03. enero 2015 10:31:16

    no solo es eso...es tambien que por exigencias laborales tan pronto te parten la jornada como te la hacen seguida y levantandose a las 5:30 a.m. quien se mantiene en pie en esas circunstancias? y si tienes que suplir a conductores a 3:30 de la mañana.....un total descontrol...

    Responder a este comentario

  • RosannaM |08. enero 2015 11:18:47

    Soy de familia española pero vivo en Latinoamérica, y una de las cosas que más me cuesta adaptarme es a los horarios laborales de España. Acostumbrada a otra cosa, me parece que el horario cortado es muy poco práctico tanto para empleados (sobre todo los que viven lejos de sus trabajos) como para clientes, la jornada se hace interminable vista desde fuera.

    Responder a este comentario

    • Gata |30. marzo 2015 08:11:54

      Eso lo sabemos todos, menos los empresarios y los jefes. Yo he estado en una empresa que para cuadrar las 40 horas semanales de trabajo, algún día trabajé 11 horas seguidas y otros solo 4. Y el trabajo estando a 2 horas de mi casa.
      Para los empresarios solo somos números.

      Responder a este comentario

  • SARA |17. agosto 2015 09:28:21

    Qué mentira de artículo.

    Con respecto a las jornadas de trabajo, en el resto de países de europa, por no decir del mundo la jornada standart es la partida.. de 9/8 a 17/18 con una hora para comer a medio dia. Cuando en España (excepto el horario comercial) el horario de oficina al rededor de las 8 hasta las 15:30 por lo general.
    Digan lo que digan aprovechamos mucho más la jornada, nos levantamos temprano y y no nos acostamos tan tarde (sobre las 23:30-00) puede ser que aquí (Francia) se acuesten una hora mas temprano.. como mucho.

    Tenemos toda la tarde para nosotros, puedes trabajar, descansar después de comer, hacer deporte o algún curso y hacer la compra todo el mismo día...
    El resto de gente por lo general dedica la jornada solo al trabajo.

    Yo llevo 6 meses trabajando en Francia y el horario de España no lo cambio por nada.

    Responder a este comentario

  • Mire |03. marzo 2016 10:13:06

    ¿qué siesta? no conozco a nadie que en los descansos de la jornada laboral haga una siesta.

    Responder a este comentario

  • Malena |12. junio 2017 11:47:22

    Corregidlo*

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER