Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Cómo se adaptan las plantas a condiciones de cambio climático

Los ambientes extremos de los ecosistemas terrestres limitan la supervivencia, crecimiento y reproducción de las plantas. Un equipo de científicos españoles desvela ahora nuevas funciones de los factores reguladores tanto en el tiempo de floración como en la tolerancia de distintos tipos de estrés.

La mayoría de factores de transcripción se activan en respuesta a una amplia gama de condiciones ambientales adversas. / Pixabay

La sequía, la salinidad, las temperaturas extremas y las deficiencias de nutrientes se encuentran entre los factores ambientales que más limitan el crecimiento, el desarrollo y la productividad de las plantas.

Para mantener el crecimiento y la integridad celular en condiciones ambientales desfavorables, las plantas desarrollan una variedad de mecanismos bioquímicos y fisiológicos, organizados por un gran conjunto de genes de respuesta a estrés y una compleja red de factores de transcripción.

Los datos recientes sugieren que las funciones de estos factores reguladores están conservadas en otras especies

Recientemente, los CDFs (Cycling DOF Factors), que son un grupo de factores de transcripción específicos de plantas, se han identificado como componentes esenciales de las redes reguladoras transcripcionales implicadas en el control de las respuestas a distintas condiciones de estrés abiótico. 

En un nuevo artículo, publicado en Journal of Experimental Botany, investigadores del INIA, y de las universidades Politécnica de Madrid (UPM) y de Valencia (UPV) han descrito el papel multifacético de los factores CDF que modulan tanto en el tiempo de floración o el crecimiento de raíces y brotes como la tolerancia a distintos tipos de estrés abiótico.

La mayoría de los miembros de esta familia de factores de transcripción se activan en respuesta a una amplia gama de condiciones ambientales adversas en diferentes especies de plantas.

La mayor parte de la caracterización funcional de los CDF se ha reportado en la planta modelo Arabidopsis, pero los datos recientes sugieren que sus funciones están conservadas en otras especies en las que se pueden incluir diversos cultivos de interés agronómico.

Referencia:

Begoña Renau-Morata, Laura Carrillo, Jose Dominguez-Figueroa, Jesús Vicente-Carbajosa, Rosa V Molina, Sergio G. Nebauer, Joaquín Medina, (2020). “CDF transcription factors: plant regulators to deal with extreme environmental conditions” Journal of Experimental Botany https://doi.org/10.1093/jxb/eraa088

Fuente:
INIA
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los nativos americanos dispersaron la chirimoya por vía marítima

Un estudio sobre el origen del chirimoyo confirma que había rutas por vía marítima que conectaban Centroamérica con Sudamérica. La mayor diversidad genética de este árbol está en América Central.

Alt de la imagen
Los chimpancés mantienen pocos pero buenos amigos cuando envejecen, como los humanos

Menos amistades, pero más significativas y positivas. Al envejecer las personas tienden a dar prioridad a viejos amigos, más cercanos e importantes antes que conocer a nuevos, debido a la sensación de que su futuro es limitado. Este mismo comportamiento se ha observado por primera vez en chimpancés salvajes macho, sin que estos tengan la perspectiva de tiempo y de muerte inminente.