Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El reciclaje celular da pistas para tratar enfermedades neurodegenerativas y cáncer

Una investigadora española ha liderado un estudio internacional que ha descrito por primera vez la forma en la que las células controlan uno de los procesos de su reciclaje, fundamental para el mantenimiento de las funciones vitales. Como las células cancerosas utilizan esta vía de reciclado para sobrevivir, este hallazgo podría utilizarse como táctica de reducción de tumores y metástasis. Además, la activación selectiva de este mecanismo podría emplearse en el freno del avance de enfermedades neurodegenerativas.

Imagen representativa de la asociacion lisosomal de los reguladores descritos para la autofagia mediada por proteínas chaperonas. / Esperanza Arias

Investigadores de la Escuela de Medicina Albert Einstein de Nueva York (EE UU) han descrito por primera vez como las células controlan, a nivel molecular, la autofagia mediada por proteínas chaperonas, responsable entre otras de la degradación selectiva de proteínas solubles. La autofagia o autodigestión celular es un proceso vital básico que utilizan todas las células del organismo para eliminar y reciclar partes de ellas que estén dañadas o no sean necesarias.

La española Esperanza Arias, investigadora en biología molecular en este centro neoyorkino y primera autora del trabajo, ha explicado a Sinc que “el hecho de que este proceso esté perfectamente regulado es fundamental para mantener nuestras funciones vitales en condiciones saludables”.

Tal y como indica Arias, “durante los últimos años están conociéndose cada vez más evidencias que demuestran la existencia de alteraciones en los procesos de autofagia en muchas enfermedades. En las neurodegenerativas, como párkinson o alzhéimer; en las metabólicas (diabetes y obesidad) y en cáncer”.

“Durante los últimos años se conocen cada vez más evidencias sobre la existencia de alteraciones en los procesos de autofagia en muchas enfermedades”

En este trabajo, publicado recientemente en la revista Molecular Cell, el equipo utilizó diferentes fármacos y manipulación genética para estudiar este sistema de reciclaje dentro de la célula.

Envejecimiento y cáncer

Los expertos sabían desde hace tiempo que la actividad de este mecanismo de limpieza y reciclaje celular disminuye progresivamente con el envejecimiento, contribuyendo en parte al aumento de incidencia de cáncer.

Ahora, el nuevo estudio ha demostrado cómo las células saludables regulan este proceso molecular de reciclaje, producido en unos compartimentos celulares específicos denominados lisosomas.

“La actividad de esta vía autofágica suele verse afectada dramáticamente en el caso de algunas enfermedades neurodegenerativas”, añade Arias, de ahí que la nueva información sobre esta vía autofágica “pueda tener implicaciones en tratamientos de las patologías asociadas al envejecimiento”.

Activación selectiva

Los investigadores creen que la activación selectiva de este tipo de autofagia en neuronas podría ser una estrategia útil para retrasar el avance de ciertas dolencias neurodegenerativas, como párkinson, huntington o alzhéimer.

De manera semejante, como las células cancerosas utilizan a menudo esta vía de reciclado para sobrevivir, “se podría utilizar como diana para el bloqueo selectivo de este tipo de autofagia en dichas células malignas, lo cual podría ser una estrategia útil para reducir los tumores y atenuar la metástasis”, concluye la científica española.

Referencia bibliográfica:

Esperanza Arias, Hiroshi Koga, Antonio Diaz, Enric Mocholi, Bindi Patel, and Ana Maria Cuervo. Lysosomal mTORC2/PHLPP1/Akt Regulate Chaperone-Mediated Autophagy. Molecular Cell, 2015.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Juan Lerma, director del Centro Internacional de Neurociencias Cajal
“Conocer mejor el cerebro nos permitirá diseñar estrategias para tratar las enfermedades mentales”

El neurocientífico alicantino está al mando de este nuevo centro del CSIC con el objetivo de convertirlo en un referente mundial en el estudio del cerebro. Su intención es ponerlo en marcha, darle forma y buscar a un nuevo director “más joven” que será elegido por un comité internacional.

Las ‘tatarabuelas’ de las tijeras moleculares CRISPR harán más sencilla la edición genética

Investigadores de EE UU liderados por Feng Zhang, uno de los pioneros del corta-pega genético, han descubierto una clase de nucleasas que podrían ser los ancestros de las más utilizadas, Cas9 y Cas12. Su pequeña longitud permitiría facilitar el proceso.