Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El uso de cubiertas vegetales en viñedos puede ayudar a controlar la producción y la calidad final de la uva

El centro tecnológico NEIKER-Tecnalia investiga la influencia que tiene la utilización de una cubierta vegetal temporal y diferentes dosis de riego sobre la producción, el vigor de las vides y la calidad de la uva y el vino. Los primeros resultados muestran una reducción de la disponibilidad hídrica del viñedo, que se refleja en una disminución de la producción y vigor, así como en una mejora de los parámetros de calidad del mosto y del vino. El estudio ayudará a la comunidad viticultora a conocer mejor los viñedos y modificar sus prácticas de cultivo.

Viñedos en Arribes del Duero. Foto: Óscar Antón.

El ensayo se llevó a cabo durante 2008, en una parcela de Rioja Alavesa (Bodegas y Viñedos Zuazo y Gastón) perteneciente a la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja. Se trata de un viñedo de variedad Tempranillo y conducido en cordón doble en espaldera.

Se identificaron dos tipos de suelo característicos de Rioja Alavesa: un suelo en pendiente con una profundidad media de 70 cm y altamente expuesto a erosión, y un suelo en vaguada con una profundidad media de 150 cm que tiende a la acumulación de suelo erosionado en la calle.

El ensayo estudió cómo diferentes prácticas de manejo afectaban a la producción, al vigor y calidad de la uva y al vino obtenidos. Se probaron diferentes dosis de riego y dos mantenimientos de suelo: laboreo convencional e implantación de una cubierta vegetal temporal. El laboreo consistió en cinco pases anuales de maquinaria para limpieza de hierbas adventicias y aireación de suelo, mientras que la cubierta se realizó mediante un cultivo de cebada en las calles del viñedo, de forma que compitiera con la viña y protegiese el suelo frente a la erosión.

En la investigación se implantaron cinco tratamientos distintos: "pendiente con laboreo convencional y riego habitual"; "pendiente con cubierta vegetal de cebada y riego habitual"; "pendiente con laboreo convencional y mitad de dosis de riego"; "vaguada con cubierta vegetal sin riego" y "vaguada con laboreo convencional sin riego".

El personal de NEIKER-Tecnalia realizó un seguimiento en profundidad del cultivo en vendimia, midiendo el peso de la madera de poda (relacionado con el vigor), la producción y el peso de la baya. Además, se tomaron medidas del diámetro total del pámpano (Ø) y del potencial hídrico del tallo (Ψstem) al mediodía solar, para observar el crecimiento y el estado hídrico del cultivo. Asimismo, se analizaron parámetros de calidad en mosto, como el grado probable de alcohol, acidez total, ácido málico, ácido tartárico y pH, así como parámetros de calidad relacionados con el hollejo, ya en el vino: intensidad colorante, índice de polifenoles totales, antocianos y potasio.

En cuanto a los resultados obtenidos (Tablas 1 y 2), cabe destacar que el tratamiento de "vaguada con laboreo y sin riego" presentó los mayores valores de vigor, producción y peso de baya, y menores valores en grado probable y pH (la acidez fue mayor), y niveles más bajos en los parámetros de calidad en vino, destacando significativamente el índice de polifenoles totales. Por contra, el tratamiento de "pendiente con cubierta vegetal y riego" ofrecía los valores más altos en cuanto a parámetros de calidad del vino y los más bajos en productividad.

En este ensayo se apreció durante todo el ciclo del cultivo más humedad en la zona de vaguada que en la zona de pendiente, debido principalmente a su marcada diferencia topográfica. En este sentido, el crecimiento del diámetro del pámpano y la medida de potencial hídrico así lo certifican, llegando incluso a registrarse niveles de estrés hídrico en el tratamiento de "pendiente con cubierta vegetal y riego".

De forma general, cabe señalar que, excepto para la acidez, los parámetros tenidos en cuenta en este estudio son similares en los tratamientos de "pendiente con laboreo y riego" y "vaguada con cubierta vegetal sin riego". De este modo, un suelo con un menor potencial cualitativo como es el suelo de vaguada puede producir uva de similar calidad que la zona de suelos de pendiente, que en principio produce uvas de mayor calidad. Por tanto, la introducción de cubiertas vegetales puede llevar a un mejor control productivo y a una homogeneización de la calidad, un resultado que puede ser de interés para el viticultor, con el fin de lograr una mejor planificación y gestión de sus parcelas de cultivo.

Con los resultados obtenidos se comprueba que el control del viñedo es un factor determinante en la calidad final de la uva y del vino. El empleo de una cubierta vegetal puede ser una herramienta que disminuye la disponibilidad de agua de la viña y, además, ayuda a conservar los suelos en pendiente, reduciendo el riesgo de erosión.

Tabla 1. Parámetros productivos y de expresión vegetativa.

(*)

P-CV-R

P-L-R

P-L-1/2R

V-CV-NoR

V-L-NoR

G.S.

Producción (kg/cepa)

2,92

3,65

3,44

3,72

4,15

n.s.

Peso baya (g/baya)

1,90

1,85

1,92

1,94

2,16

n.s.

Peso madera de poda (kg/cepa)

0,48 b

0,48 b

0,62 ab

0,56 b

0,77 a

**

Æ total pámpanos (mm) 20 agosto

305

320

-

346

349

n.s.

Ψstem (MPa) 13 agosto

-1,43

-1,26

-

-1,06

-1,08

n.s.

G.S. = grado de significación; *: p<0,1; **: p<0,01; ***: p<0,001; n.s.: no significativo.

Letras distintas indican diferencias entre tratamientos según el Test de Separación de Medias de Duncan.

Tabla 2. Parámetros de calidad del mosto y del vino tras la fermentación alcohólica.

(*)

P-CV-R

P-L-R

P-L-1/2R

V-CV-NoR

V-L-NoR

G.S.

Grado probable

13,51

12,53

13,02

13,75

12,91

n.s.

pH mosto

3,45 a

3,38 ab

3,44 a

3,32 b

3,35 b

*

Acidez Total mosto (g/l)

5,13 d

6,00 bc

5,55 dc

6,83 a

6,60 ab

**

Ácido Tartárico mosto (g/l)

6,27

6,38

6,60

6,05

6,63

n.s.

Ácido Málico mosto (g/l)

1,77 c

2,05 c

2,23 bc

2,63 ab

2,75 a

**

Intensidad Colorante

18,83

15,93

16,70

16,47

15,04

n.s.

IPT vino

59,0 a

52,5 ab

53,0 ab

51,3 ab

46,0 b

*

Antocianos vino (mg/l)

793

669

737

734

724

n.s.

Potasio vino (mg/l)

1408

1371

1375

1353

1292

n.s.

G.S. = grado de significación; *: p<0,1; **: p<0,01; ***: p<0,001; n.s.: no significativo.

Letras distintas indican diferencias entre tratamientos según el Test de Separación de Medias de Duncan.

Figura 1.

http://www.basqueresearch.com/upload/txostenak/2601_Figure%201.pdf

Fuente: Tecnalia
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Tecnología española para reutilizar la orina de los astronautas

Investigadores de la Universidad de Alicante han fabricado nanomateriales de platino y carbono que esta semana viajarán a la Estación Espacial Internacional para ser utilizados como electrocatalizadores en un experimento. Forman parte de un dispositivo que estudiará la reacción de oxidación del amoniaco, dentro un proyecto de la NASA para obtener agua y energía de la orina de los tripulantes.

Cómo transformar el lodo de las aguas residuales en abono

Investigadores de las universidades de Córdoba y Granada han validado una nueva tecnología que transforma el lodo de las aguas residuales en fertilizantes de forma eficiente. El sistema, probado a escala industrial, evita malos olores y reduce hasta en dos meses el tiempo que se necesita para sanear la materia orgánica del lodo y convertirla en abono para la agricultura.