Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Estudian cómo afecta el manejo de los pantanos a las aves, los peces y el plancton

Una investigación desarrollada en el marco de la Cátedra Iberdrola de la Universidad de Salamanca pretende estudiar la influencia de los pantanos en las aves, los peces y el plancton. En concreto, el proyecto se desarrolla en los embalses zamoranos de Villalcampo y Castro y tiene como objetivo final mejorar el manejo de estos lagos artificiales por parte del hombre, que hasta la fecha decide cuándo retener las aguas o cuándo desalojarlas sin tener en cuenta diversos aspectos medioambientales.

Embalse de Villalcampo (Zamora). Foto: Luis Cortés Zacarías-DiCYT.

Durante dos años de trabajo, el catedrático de Biología Animal de la Universidad de Salamanca y máximo responsable de esta iniciativa, Salvador Peris, ha estado recopilando datos en los entornos de estos dos pantanos del río Duero. “Estudiamos la presencia de aves, peces, fitoplancton y zooplancton durante las diferentes estaciones del año”, explica. “Nos preguntamos si invernan las aves en ellos como lo harían en un ecosistema natural y si para ellas tienen un interés reproductor, es decir, si hay especies que presentan una mayor predisposición a criar en estos entornos”, añade.

Alimentación

De hecho, la idea inicial era restringir la investigación a las aves, pero su presencia en zonas como lagos, pantanos o humedales está vinculada a la posibilidad de alimentarse. “Si las aves comen peces, tenemos que analizar el estado de las poblaciones de peces y el plancton, que a su vez los alimenta y que, por lo tanto, está relacionado secundariamente con la alimentación de las aves acuáticas”, comenta el experto.

En definitiva, un embalse no es más que “un lago regulado por nuestra especie”, que puede “mantener las aguas estancadas en mayor o menor volumen o decidir evacuar por motivos de producción de electricidad o de limpieza”. El objetivo general de la investigación es analizar cómo reaccionan los distintos grupos de especies al manejo del pantano. “De momento estamos en la toma de datos, una fase que acabamos este año en el caso de las aves y cuyos resultados relacionaremos después con el manejo de los pantanos y la presencia de plancton, y peces”, indica Peris, que considera que esta línea de investigación, a medio y largo plazo, puede dar lugar a publicaciones científicas de prestigio.

En cualquier caso, los científicos ya tienen mucha información sobre lo que sucede en estos peculiares ecosistemas artificiales. Por ejemplo, a menudo, los pantanos resultan mortales para los peces, que no sólo perecen por contaminación química, sino que a veces lo hacen por la acumulación de fitoplancton que secreta sustancias tóxicas o que, simplemente, hace disminuir el oxígeno. En un lago natural, se produce un reciclaje de oxígeno, pero en una presa artificial es más difícil que se produzca esta renovación. Otro factor negativo habitual son los cambios de temperatura, que puede llegar a ser muy elevada en la superficie y muy fría en el fondo.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Las ostras producen materiales espumosos con una técnica parecida a la impresión 3D

Científicos españoles han descubierto que las ostras producen estructuras tridimensionales tipo espuma con una tecnología propia, lámina a lámina. Así estos moluscos han solventado el problema de limitación del espacio extrapaleal, es decir el pequeño espacio que separa al molusco de la concha.

Alt de la imagen
OPINIÓN
La lucha contra los microplásticos pasa por el estudio de los ríos
David León Muez

La basuraleza es un problema global: cada día toneladas de residuos derivados de actividades industriales, agrícolas o domésticas acaban en la naturaleza causando, no solo un daño estético, sino una amenaza para la supervivencia de los ecosistemas. En el caso de los microplásticos, el problema tiene solución gracias a la puesta en marcha de acciones para detectarlos en sistemas acuáticos continentales.