CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

Los grandes animales marinos están en peligro y los humanos tienen la culpa

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La actual crisis de la fauna oceánica es diferente de las cinco grandes extinciones que han ocurrido en la Tierra en los últimos 550 millones de años. Ahora, cuanto mayor sea el animal, más riesgo de extinción corre porque sus ejemplares están más valorados para el consumo humano. Con estas nuevas pruebas, los científicos reclaman un cambio en los tratados de caza y pesca para frenar la sexta extinción en masa.

Más información sobre:
extinción
especies
marinas
océanos
humanos
caza
pesca

SINC | | 14 septiembre 2016 20:00

<p>Los científicos sospechan que la preferencia de los seres humanos por la pesca y la caza de especies de mayor tamaño es lo que probablemente produce este inusual patrón. En la foto, dos orcas (<em>Orcinus orca</em>) / <a href="https://es.wikipedia.org/wiki/Orcinus_orca#/media/File:Killerwhales_jumping.jpg" target="_blank">Robert Pittman</a><a href="https://es.wikipedia.org/wiki/Orcinus_orca#/media/File:Killerwhales_jumping.jpg" id="__mce_tmp" target="_blank"> - NOAA </a></p>

Los científicos sospechan que la preferencia de los seres humanos por la pesca y la caza de especies de mayor tamaño es lo que probablemente produce este inusual patrón. En la foto, dos orcas (Orcinus orca) / Robert Pittman - NOAA 

En la actualidad se sigue una tendencia de extinción de especies oceánicas que no tiene comparación con ninguna anterior conocida a través del registro fósil marino, lo que supone efectos devastadores en estos ecosistemas.

Un equipo de científicos liderado por la Universidad de Stanford (EE UU) ha analizado 2.497 especies de animales marinos extintos y modernos, y ha encontrado que las especies modernas con un tamaño más grande son mucho más propensas a estar amenazadas por la extinción.

 "La amenaza de extinción en los océanos modernos está fuertemente asociada con un tamaño corporal grande", explica Jonathan Payne

"Hemos encontrado que la amenaza de extinción en los océanos modernos está fuertemente asociada con un tamaño corporal grande", explica Jonathan Payne, paleontólogo en la Facultad de Ciencias de la Tierra, Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Stanford y autor principal del trabajo que publica la revista Science. "Esto se debe a que la gente captura en primer lugar especies más grandes para el consumo”, añade.

En las extinciones anteriores, el riesgo de desaparición se asociaba a la zona de mar donde los animales vivían y se alimentaban –ya sea en mar abierto o cerca del suelo marino–, pero este factor no parece afectar a las especies modernas.

"Utilizamos el registro fósil para mostrar, de una manera concreta y convincente, que lo que está ocurriendo en los océanos modernos es muy diferente de lo que ha sucedido en el pasado", afirma el coautor del estudio Noel Heim, investigador posdoctoral en el laboratorio de Payne.

Los científicos sospechan que la preferencia de los seres humanos por la pesca y la caza de especies de mayor tamaño es lo que probablemente produce este inusual patrón. Advierten que la eliminación de estos animales, que se sitúan en la parte superior de la cadena alimentaria, perturbará a toda la ecología del océano en los próximos millones de años. 

La salud de los ecosistemas marinos, en peligro

Los investigadores examinaron la asociación entre el nivel de amenaza de extinción y ciertos rasgos ecológicos, tales como el tamaño del cuerpo de dos grupos de animales marinos: moluscos y vertebrados. Tuvieron en cuenta las especies de los últimos 500 años y las compararon con las del pasado, hace 445 millones de años, con énfasis particular en los 66 millones de años más recientes.

Así descubrieron que la era moderna es la única en que las criaturas grandes corren peor suerte. "Cuanto más grande sea el cuerpo de una especie, más probabilidades hay de que se esté enfrentando a la extinción", enfatiza Payne.

Esta extinción selectiva de animales grandes podría tener graves consecuencias para la salud de los ecosistemas marinos

Esta extinción selectiva de animales de gran tamaño podría tener graves consecuencias para la salud de los ecosistemas marinos. Judy Skog, director del programa en la División de Ciencias de la Tierra de la Fundación Nacional de Ciencias, que financió la investigación, demanda que los resultados de este trabajo se incorporen a las políticas de gestión de recursos marinos, como la pesca. "Demuestran que los animales más grandes están a punto de desaparecer de los mares antes que los pequeños", indica Skog.

La matanza hasta la extinción se repite

Este hecho es coherente con la literatura científica que apunta a los seres humanos como los principales culpables. "Es consistente con la tendencia de la pesca para explotar primero las especies más grandes", dice Mateo Knope, coautor del estudio y actualmente profesor de Biología en la Universidad de Hawái (EE UU).

Los humanos ya fueron responsables de la matanza de mamuts y otros grandes animales en todo el mundo

Este es un patrón ya conocido por los científicos. En la ecología terrestre, por ejemplo, hay pruebas de que los antiguos humanos fueron responsables de la matanza de mamuts y otra megafauna en todo el mundo. "Observamos esto una y otra vez," dice Heim. "Los seres humanos entran en un nuevo ecosistema y asesina primero a ​​los animales más grandes. Los sistemas marinos se habían librado, ya que hasta hace relativamente poco tiempo los seres humanos se limitaban a pescar en las zonas costeras y no tenían la tecnología para hacerlo en las profundidades del océano a escala industrial".

Si hay un resquicio de esperanza ante este preocupante hallazgo, es que todavía hay tiempo para que los humanos cambien su comportamiento, resalta Payne. "No podemos hacer mucho para revertir rápidamente las tendencias de calentamiento y acidificación, pero podemos cambiar los tratados relacionados de caza y pesca. Las poblaciones de peces tienen capacidad para recuperarse mucho más rápidamente que el clima o la química del océano", prosigue el investigador.

Referencia bibliográfica:

Jonathan L. Payne, Andrew M. Bush, Noel A. Heim, Matthew L. Knope, Douglas J. McCauley.  “Ecological selectivity of the emerging mass extinction in the oceans"Science 353 16 de septiembre de 2016. 

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |19. septiembre 2016 08:20:53

    Los modelos de comportamiento humano constituyen una función compleja donde una parte es racional, en tanto que la otra es irracional o imaginaria. Así el modulo de comportamiento humano que definen los vectores de su conducta tanto dentro de los conjuntos socioculturales diversos, incluyan o no vínculos geopolíticos, como con respecto al conjunto de su relaciones ecológicas con la naturaleza, no están mediatizados en su realidad existencial operativa por criterios de racionalidad sociocultural y mucho menos científica.

    Antes al contrario los siglos veinte y veintiuno que han creado un gigantesco poder sociocultural y científico tecnológico, que es mas que sufriente para realizar una completa y total racionalización de la organización social humana, así como sus relaciones con la naturaleza, han dado lugar una de las mas gigantescas Contrarrevoluciones Irracionales de la Historia de la Humanidad.

    La prueba de este hecho la tenemos en que las democracias mas avanzadas del mundo están sometidas a la oclocracia irracional, no solo por parte de quienes pretenden conservar y mantener esa contrarrevolución irracional, sino por parte de quienes se definen como progresistas y revolucionarios. Los cuales están tan identificados con la irracionalidad de sus identidades individuales y colectivas, como aquellos a quienes pretenden superar, pero a los que no pueden superar incluso cuando tienen todos los medios para hacerlo.

    Por tanto si la contrarrevolución sociocultural antirracional no es vencida y superada, todas las transformaciones progresistas o revolucionarias, así todos los tratados, leyes y acuerdos, sean del tipo que sean no serán otra cosa que instrumentos demagógicos de esta contrarrevolución antirracional. Siendo su único fin real justificar, legitimar y hacer aceptable el dominio totalitario de la oclocracia irracional que prostituyendo la libertad y la democracia hacen inviable la racionalización de la existencia humana.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER