Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Más de la mitad de la población española quiere adelgazar

Motivos estéticos y de salud, reales o imaginados, llevan a más de un 65% de la pobllación española a desear reducir su peso. Así lo concluyen investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). En el estudio, también señalan que el deseo de adelgazar es más frecuente en mujeres que presentan un peso "normal o por debajo de lo recomendable" que en las que tienen sobrepeso u obesidad.

Se trata del primer estudio a nivel nacional que analiza la percepción de la población sobre su imagen corporal y las medidas que toman los españoles a la hora de adelgazar. Para su realización se han tomado datos de 2.168 adultos de cinco provincias distintas (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao). Los resultados indican que un 65,5% de la población quiere perder peso y que casi un 45% de ella ha decidido llevar a cabo algún tipo de dieta en algún momento de su vida.

El estudio concluye, además, que “las medidas adoptadas para perder peso suelen ser poco adecuadas debido al deseo de adelgazar a toda costa y a la falta de conocimientos” sobre cuál es el método más adecuado para ello. Y es que para conseguir la pérdida de peso y el mantenimiento de los resultados obtenidos es fundamental la combinación de actividad física regular y una alimentación adecuada. Se trata, por tanto, más bien de un cambio de hábitos que de un seguimiento puntual de una dieta, por muy estricta que ésta sea.

A pesar de la importancia del aumento del ejercicio físico en los programas de pérdida de peso, un elevado porcentaje de la población (39% de los hombres y 35 % de las mujeres) no incrementa su actividad cuando intenta perder peso debido en gran medida a que lo considera “aburrido y cansado”. Quizá por esto mismo se recurre con frecuencia a hábitos poco saludables como saltarse comidas (31% de hombres y 19% de mujeres), tomar productos quemagrasa (8,6% de hombres y 12,5 de mujeres) e incluso vomitar (0,4% de las mujeres) para compensar los excesos.

Según ha explicado la doctora Elena Rodríguez Rodríguez, autora de este trabajo e investigadora del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la UCM, “cuando se inicia una dieta de adelgazamiento se hace en base a los propios conocimientos y a los consejos dados por amigos, y son pocas las personas que siguen el consejo de un profesional sanitario”. Esto lleva a tomar medidas en muchas ocasiones inadecuadas y demuestra, según ha manifestado la investigadora, que “es necesario mejorar los conocimientos que tiene la población en relación con el control de peso y eliminar falsas creencias con respecto a ello”.

Mujeres con peso normal

Si tenemos en cuenta los datos referentes al deseo de pérdida de peso por sexos, encontramos que un 69% de las mujeres quiere adelgazar, frente a un 55,5% de los hombres. Un dato aún más llamativo es que el porcentaje de mujeres que desean perder peso es mucho mayor entre aquellas que tienen peso normal o por debajo de lo recomendado que entre las que presentan obesidad o sobrepeso (un 73,7% frente a un 26,3%) y que, por tanto, les es más conveniente de manera objetiva.

En cuanto a las razones esgrimidas por los españoles para llevar a cabo una dieta, la estética fue la más mencionada por las mujeres (77%), además de la salud. Los hombres, en cambio, adujeron con mayor frecuencia este último motivo (58,4%), aunque un 39% de ellos indicó también razones estéticas.

El estudio, a través de datos como éstos, “constata un mayor grado de insatisfacción por la imagen corporal en las mujeres” debido probablemente a los mensajes constantes que recibe sobre los patrones de belleza y su relación con el éxito personal y profesional. Sin embargo, también en los varones se ha observado un porcentaje elevado que considera que debería perder peso, a pesar de encontrarse en los márgenes de normalidad, lo que podría indicar que la preocupación por su salud y su imagen está creciendo también en este colectivo.

Los cambios de hábitos en la alimentación son muy frecuentes en el intento de conseguir la pérdida de peso. A menudo se cita la disminución del consumo de pan, carne, dulces y productos de bollería. Sin embargo, no se mencionan con tanta frecuencia productos de alto contenido energético como el alcohol, los alimentos fritos o los snacks. Además, sólo un 3,7% de los encuestados aumenta el consumo de cereales, a pesar de que diversos estudios han demostrado que este incremento, llevado a cabo al tiempo que se sigue una dieta baja en calorías, permite una reducción gradual del peso y una mejora en el suministro de diversos nutrientes.

La investigación, que ha sido llevada a cabo por el grupo de investigación de la UCM “Valoración nutricional de individuos y colectivos. Metodología y aplicaciones” dirigido por la profesora Rosa Mª Ortega, ha sido publicada en la revista Nutrición Hospitalaria, única revista española del área de Nutrición y Dietética incluida en el Journal Citation Reports.

-------------------------------

Referencia bibliográfica:

Rodríguez Rodríguez E, Aparicio A, López-Sobaler AM, Ortega RM. “Percepción del peso corporal y medidas adoptadas para su control en población española”. Nutrición Hospitalaria, 24 (5):580-587, sept-oct. 2009.

Más información:

Unidad de Información Científica de la UCM

Fuente: UCM (UCC)
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Rusia anuncia que su vacuna tiene una eficacia del 95 % y que costará menos de 20 dólares
SINC

El Fondo de Inversión Directa de Rusia espera que la vacuna Sputnik V llegue a 500 millones de personas, comenzando su distribución en 2021. Esta vacuna candidata levantó dudas en agosto entre los expertos por la velocidad de los ensayos en humanos y la opacidad en los datos.

La vacuna de Oxford-AstraZeneca consigue una eficacia del 70,4 %

Los resultados iniciales de la fase III del ensayo clínico revelan una eficacia media del 70,4 %, que varió según las dosis empleadas, con valores máximos del 90 %. También se observó una reducción en las infecciones asintomáticas. No hubo casos graves ni hospitalizaciones entre los vacunados. El almacenaje a temperaturas de nevera, de entre 2 y 8 ºC, supondría una ventaja.