Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Qué recomienda la EMA a las personas que serán vacunadas con Janssen

La Agencia Europea del Medicamento recalca que el riesgo de sufrir trombosis con plaquetas bajas es muy bajo en la población que reciba esta protección. No obstante, piden “especial atención a los síntomas” durante las tres semanas siguientes a la administración.

Caja de vacuna Janssen. / EFE

La vacuna de Janssen/Johnson & Johnson es la última opción aprobada en la Unión Europea para proteger contra la covid-19. Los ensayos clínicos, realizados en parte en España, avalan la eficacia de este suero. Además, es la primera pauta que precisa de una única dosis y se puede almacenar y distribuir a temperatura de nevera (entre 2 y 8 ºC), incluso durante un máximo de 12 horas a temperatura ambiente (hasta 25 ºC).

El comité de farmacovigilancia de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), conocido como PRAC, ha encontrado un posible vínculo entre raros casos de trombosis y plaquetas bajas relacionadas con la administración de la vacuna después de identificar ocho casos en Estados Unidos, donde más de siete millones de personas la han recibido.

La EMA insiste en la búsqueda de asistencia médica inmediata con los siguientes síntomas: dificultad para respirar, dolor en el pecho, hinchazón en la pierna, dolor abdominal o de vientre persistente, síntomas neurológicos y pequeñas manchas de sangre bajo la piel

A pesar de estos casos muy infrecuentes de trombosis con trombocitopenia (plaquetas bajas), el regulador europeo de medicamentos recalca que los beneficios de esta vacuna superan a estos posibles riesgos.

No obstante, solicita a la población que pueda recibir esta vacuna que esté atenta a cualquier complicación durante las tres semanas siguientes de la administración y que busquen asistencia médica inmediata si presentan los siguientes síntomas: dificultad para respirar, dolor en el pecho, hinchazón en la pierna, dolor abdominal o de vientre persistente, síntomas neurológicos (dolor de cabeza intenso y persistente o visión borrosa) y pequeñas manchas de sangre bajo la piel más allá del lugar de la inyección.

El papel de los sanitarios

La EMA ha indicado a los profesionales que estos raros casos de trombosis con trombocitopenia incluyen trombosis venosas en lugares poco habituales, como de senos venosos cerebrales, de la vena esplácnica y arteriales. Todos los casos investigados se produjeron en menores de 60 años, en las tres semanas siguientes a la vacunación y en una mayoría de mujeres. Solo una de las personas que sufrió estas trombosis con trombocitopenia falleció.

Los sanitarios deben estar atentos a los signos y síntomas de la tromboembolia y la trombocitopenia para poder tratar rápidamente a las personas afectadas

“Los sanitarios deben estar atentos a los signos y síntomas de la tromboembolia y la trombocitopenia para poder tratar rápidamente a las personas afectadas de acuerdo con las directrices disponibles”, han declarado.

Casos similares a AstraZeneca

Los casos revisados por los expertos de la agencia fueron muy similares a los que se produjeron con la vacuna desarrollada por AstraZeneca, Vaxzevria.

“En cuanto al mecanismo, se cree que la vacuna puede desencadenar una respuesta inmunitaria que conduzca a un trastorno similar a la trombocitopenia inducida por la heparina. En este momento, no se ha establecido el mecanismo fisiopatológico, y actualmente no es posible identificar factores de riesgo específicos”, han concluido.

Fuente: EMA
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Por qué no es necesario hacerse un test después de vacunarse para confirmar la inmunidad

La vacunación protege contra los síntomas más graves de la covid-19 y no es necesario hacerse una prueba para confirmarlo. El objetivo de la serología es detectar casos que no fueron identificados durante la infección por ser leves o asintomáticos, no determinar el nivel de protección por la vacuna.

La pandemia causa un importante retroceso en la vacunación infantil

Los últimos datos publicados por la OMS y UNICEF muestran que, en 2020, 23 millones de niños y niñas no recibieron las vacunas infantiles básicas administradas a través de los servicios de salud habituales, la cifra más elevada desde 2009.