Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Sanidad estudia la incidencia de la COVID-19 en personas con VIH en tratamiento antirretroviral

Las personas VIH positivas en tratamiento con tenofovir/emtricitabina tienen menor riesgo de infección y hospitalización por coronavirus que otras personas VIH positivas con distintas pautas de tratamiento. Así concluye una nueva investigación, publicada en Annals of Internal Medicine, realizada en 60 hospitales de toda España.

Este estudio ha analizado el riesgo de diagnóstico, hospitalización, ingreso en UCI y mortalidad de 77.590 pacientes infectados por VIH en tratamiento antirretroviral. / Adobe Stock

El Ministerio de Sanidad, a través del Plan Nacional Sobre el Sida, ha realizado un estudio en el que se recoge la incidencia y severidad de la COVID-19 en personas con VIH que están recibiendo tratamiento antirretroviral. La investigación, publicada en Annals of Internal Medicine, se ha llevado a cabo en 60 hospitales de toda España.

El riesgo de diagnóstico no es mayor en las personas VIH positivas que en la población general. Además, si estas se encuentran en tratamiento antirretroviral tienen menor riesgo de infección y hospitalización por coronavirus

Por un lado, los resultados sugieren que el riesgo de diagnóstico no es mayor en las personas VIH positivas que en la población general. Además, si estas se encuentran en tratamiento con tenofovir/emtricitabina (TDF/FTC) tienen un menor riesgo de infección y hospitalización por coronavirus que otras personas VIH positivas con distintas pautas de tratamiento.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos –coordinados por Julia del Amo, directora del Plan Nacional sobre el Sida– recopilaron y analizaron el riesgo de diagnóstico, hospitalización, ingreso en UCI y mortalidad de 77.590 pacientes infectados por VIH en tratamiento antirretroviral. De estos, 236 fueron diagnosticados de COVID-19, 151 fueron hospitalizados, 15 ingresaron en la UCI y 20 murieron.

Los autores concluyen que se precisan más estudios y ensayos aleatorizados que confirmen la posible eficacia de los fármacos utilizados para la profilaxis preexposición al VIH en la prevención de COVID-19 entre personas previamente sanas.

Un avance para los más vulnerables

La confirmación de estos datos supondría un importante avance para la prevención del contagio en los profesionales sociosanitarios expuestos y en personas vulnerables.

Son necesarios más estudios que confirmen la posible eficacia de los fármacos utilizados para la profilaxis preexposición al VIH en la prevención de COVID-19 entre personas previamente sanas

En esta línea, se está desarrollando el Ensayo Clínico para la Prevención de la Infección por Coronavirus en Sanitarios (EPICOS), que pretende evaluar el riesgo de desarrollar la enfermedad sintomática por COVID-19 en personal sanitario de alto riesgo.

El estudio se lleva a cabo en 67 hospitales de 14 comunidades autónomas y cuenta con la participación de 4.000 profesionales. Se trata de uno de los mayores ensayos clínicos de estas características en Europa y uno de los más grandes del mundo.

Referencia:

Julia del Amo, Rosa Polo, Santiago Moreno, et al.: ‘Incidence and Severity of COVID-19 in HIV-Positive Persons Receiving Antiretroviral Therapy. A Cohort Study’. Annals of Internal Medicine. https://doi.org/10.7326/M20-3689

Fuente:
MICINN
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una variante del SARS-CoV-2 predominante en la segunda ola europea apareció primero en España

Un reciente estudio —aún no revisado— ha encontrado que la versión del virus ahora mayoritaria en varios países europeos procede de España. Nada apunta a que la infectividad de esta variante sea mayor, pero implica que “las restricciones a los viajes impuestas durante el verano” no bastaron para contener la pandemia.

Alt de la imagen
Un solo genotipo del coronavirus disparó los casos en España durante marzo

Un análisis de la diversidad genómica del SARS-CoV-2 ha identificado más de 500 entradas en el país a comienzo de la pandemia, pero solo unos pocos linajes llegaron a propagarse masivamente gracias a eventos de superdispersión, como partidos de fútbol y funerales. Uno de los genotipos generó el 30 % de todos los casos, llegando a representar un 60 % en la primera semana de marzo.