Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Una sepia extravagante solo en ocasiones especiales

El cefalópodo Metasepia pfefferi, protagonista de #Cienciaalobestia, se encuentra entre los más famosos y fotografiados del mundo por su color cambiante. Pero lo que no saben sus legiones de fans es que, en realidad, pasa la mayor parte del tiempo camuflada.

La sepia Metasepia pfefferi en plena exhibición / © Adobe Stock 

El Laboratorio Biológico Marino de la Universidad de Chicago (EE UU) ha seguido muy de cerca en Indonesia a la sepia extravagante, también denominada jibia extravagante (Metasepia pfefferi). Querían saber más sobre el comportamiento de este cefalópodo, muy popular por su capacidad de exhibir una piel colorida y brillante, que cambia de textura, así como por su forma de desplazarse.   

Este nuevo estudio, cuyos resultados publica el Journal of Experimental Marine Biology and Ecology, está coliderado por Roger Hanlon y aclara aspectos de la capacidad de apareamiento y camuflaje de la sepia: "Este animal es bien conocido en la comunidad de internet, ha salido en televisión muchas veces y es popular en los acuarios públicos. En casi todos los casos, [su piel] muestra esta brillante exhibición de colorido", dice el científico.

"Este animal es bien conocido en la comunidad de internet, ha salido en televisión muchas veces y es popular en los acuarios públicos", dice Roger Hanlon

Sin embargo, sus observaciones cuentan una historia bastante diferente y más rica de lo que se sabía hasta ahora. "Resulta que en la naturaleza, la sepia jibia extravagante está camuflada casi todo el tiempo. Son casi imposibles de encontrar", aclara. En un abrir y cerrar de ojos, pueden pasar de uno de los mejores camuflajes conocidos en los cefalópodos, a una piel deslumbrante y llamativa.  

Por lo que han podido ver los investigadores, esta sepia solo utiliza el color en ciertas ocasiones: para rituales de cortejo masculinos, cuando los machos están peleando por una hembra y para parpadear brevemente ante un objeto amenazante.

"Su llamativa exhibición es común cuando un buceador se acerca lo suficientemente cerca para fotografiarla, por lo que el público puede pensar que esta especie siempre está así de colorida. Pero es raro verla en la naturaleza", añade Hanlon.

Machos ignorados y con apareamientos de 2,89 segundos

Las exhibiciones de cortejo de las sepias macho de Metasepia pfefferi están entre las más elaboradas de todos los cefalópodos. Los investigadores han podido estudiar cuál es su vida sexual –desde el cortejo, hasta el apareamiento y la puesta de huevos–  a través de horas de video tomadas durante diversas inmersiones con equipos de voluntarios.

Las exhibiciones de cortejo de las sepias macho de 'Metasepia pfefferi' están entre las más elaboradas de todos los cefalópodos

Los machos, que tienden a ser significativamente más pequeños que las hembras, se acercan y cortejan a una hembra camuflada con exhibiciones llamativas y rituales muy elaboradas, que incluyen ‘olas’, que consiguen al  agitar rápidamente tres pares de sus extremidades y ‘besos’ (el macho se lanza hacia adelante y, brevemente, toca suavemente sus extremidades con los de ella).

Las hembras generalmente ignoran a los machos mientras las están cortejando y se quedan camufladas e inmóviles o simplemente siguen cazando. El cortejo masculino se realiza sin parar durante períodos prolongados (de 6 a 52 minutos, según lo observado en este estudio).

Sexo que puede costarles la vida

En tres de las ocasiones estudiadas, dos machos compitieron simultáneamente por una hembra. Estos animales pueden mostrar señales de cortejo llamativas por una parte del cuerpo, mientras parpadean (señalando agresión) por el otro lado hacia el macho rival.

En un caso, la competencia masculina terminó abruptamente cuando uno de los machos, mientras se enfrentaba a la hembra y la ‘besaba’, se acostó en un pez escorpión camuflado y este se lo comió. "El sexo puede tener un costo real", señala Hanlon.

En un caso, la competencia masculina terminó abruptamente cuando uno de los machos, mientras se enfrentaba a la hembra y la ‘besaba’, se acostó en un pez escorpión camuflado y este se lo comió

Las hembras eran exigentes y a menudo rechazaban el cortejo de los machos. La receptividad femenina fue más obvia cuando los machos extendían sus primeros tres pares de brazos y se incorporaban sobre el cuarto par de brazos. El macho nadaba entonces y depositaba rápidamente espermatoforos en la región bucal, donde se encuentra el receptáculo seminal. La duración media del apareamiento fue de tan solo 2,89 segundos.

Después de la fertilización, el macho protegía a la hembra por un tiempo pero, curiosamente, no hasta la puesta de huevos como es común en otras sepias. Cuando otro macho estaba presente, la protección de la pareja era agresiva.

La hembra pone sus huevos mientras se camufla y se queda quieta. Luego los empuja debajo de una cáscara y los coloca en su interior. Cuando las crías salen de la caja de huevos y del chorro, están completamente formadas y son capaces de camuflarse.

Una defensa parpadeante de 700 milisegundos

El principal modo de defensa para esta sepia es el camuflaje y permanecen así casi todo el tiempo. Si un depredador o un objeto amenazante (como un buzo) se acerca demasiado parpadea y tiene la capacidad de cambiar a color en 700 milisegundos.

Sus colores vibrantes (blanco, amarillo, rojo y marrón) se combinan con las ‘ondas’ aparentes de color marrón oscuro que producen un deslumbrante y vertiginoso caleidoscopio de movimiento y color.

"Las aves son famosas por sus manifestaciones visuales altamente evolucionadas que dependen, en parte, de cambios posturales (alas de diferentes colores y patrones). Sin embargo, esta especie de sepia invertebrada ha evolucionado igualmente hacia  dramáticas y complejas exhibiciones, principalmente con la coloración de su piel", concluye Hanlon.

Sepia 'Metasepia pfefferi' camuflada / F. Bavendam

Sepia 'Metasepia pfefferi' camuflada / F. Bavendam

Referencia:

Roger T. Hanlon, Gwendolyn McManus. “Flamboyant cuttlefish behavior: Camouflage tactics and complex colorful reproductive behavior assessed during field studies at Lembeh Strait, Indonesia”. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los nativos americanos dispersaron la chirimoya por vía marítima

Un estudio sobre el origen del chirimoyo confirma que había rutas por vía marítima que conectaban Centroamérica con Sudamérica. La mayor diversidad genética de este árbol está en América Central.

Alt de la imagen
Los chimpancés mantienen pocos pero buenos amigos cuando envejecen, como los humanos

Menos amistades, pero más significativas y positivas. Al envejecer las personas tienden a dar prioridad a viejos amigos, más cercanos e importantes antes que conocer a nuevos, debido a la sensación de que su futuro es limitado. Este mismo comportamiento se ha observado por primera vez en chimpancés salvajes macho, sin que estos tengan la perspectiva de tiempo y de muerte inminente.