Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un gel microbicida anti-VIH, probado con éxito en ratones

Una de las herramientas más esperadas en la prevención del VIH son los geles microbicidas. Ahora, investigadores de la Universidad de Alcalá y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid han dado un paso más y han conseguido demostrar su eficacia en roedores. Falta probarlo en otra especie animal y, si los resultados fuesen positivos, entraría en la fase de ensayo con humanos.

Universidad de Alcalá
9/7/2014 11:07 CEST

El experimento se ha realizado con ratones hembra humanizados, en los que se ha sustituido su sistema inmune por uno más cercano al del ser humano. / Lockstockb

Tras completar con éxito los ensayos in vitro y las pruebas de toxicidad y tolerancia en ratonas y conejas, científicos españoles han obtenido resultados muy positivos en la prueba de concepto en modelo animal de un gel microbicida anti-VIH.

Con estos resultados, el gel para prevenir la infección por VIH de uso tópico vaginal y rectal en el que trabajan los investigadores desde 2009 avanza en su carrera hacia una futura comercialización.

El experimento se ha realizado con ratones hembra humanizados (se ha sustituido su sistema inmune por uno más cercano al del ser humano). A tres de ellas se les aplicó un gel placebo, y a las otras siete el producto desarrollado por el grupo de investigación BIOINDEN de la Universidad de Alcalá (UAH) –que lideran Javier de la Mata y Rafael Gómez–, en colaboración con el laboratorio de Inmunobiología Molecular del Hospital Gregorio Marañón, que dirige María Ángeles Muñoz.

“Si todo va bien, creemos que el ensayo preclínico podría completarse en unos dos años”

Después, se les aplicó a las diez el virus vaginalmente. “Dos semanas después, podemos confirmar que los tres ejemplares tratados con placebo están infectados, y que ninguna de las siete tratadas previamente con el gel presenta signos de infección”, confirma Javier de la Mata.

Para completar el ensayo preclínico del producto, quedaría probarlo en otra especie animal (preferiblemente macacos por su similitud con el hombre) y, si los resultados fuesen positivos, entraría en la fase de ensayo con humanos. “Si todo va bien, creemos que el ensayo preclínico podría completarse en unos dos años”, estiman los investigadores de la UAH. De llegar a la fase clínica, este gel o microbicida sería el primero frente al VIH de estas características en España.

Las cualidades del dendrímero 2G-S16

El principio activo del gel es un dendrímero, el 2G-S16, un tipo de molécula de tamaño nanoscópico que bloquea la infección de células epiteliales y del sistema inmune frente al VIH. El virus tiene una proteína que reconoce unos receptores en la membrana celular para fusionarse con ella y comenzar el proceso de infección. El dendrímero bloquea estas proteínas, evitando la entrada del virus en las células.

El gel no es tóxico y tras su aplicación podría tener una eficacia en la protección frente al VIH de entre 18 y 24 horas, durante las cuales se podrían mantener relaciones sexuales sin contagio. Además de inhibir el virus y frenar su expansión, uno de los valores añadidos del producto es que tiene propiedades antiinflamatorias, impidiendo la llegada de células susceptibles de ser infectadas al foco de la inflamación, lo que disminuye la posibilidad de infección por VIH. Por otro lado, el gel no altera la flora vaginal, no produce irritación y no altera la motilidad de los espermatozoides, por lo que no afectaría a la fertilidad.

De la Mata apunta otra de las grandes ventajas del producto: “para nosotros es muy importante desarrollar un método de prevención cuya responsabilidad no depende de la voluntad del compañero sexual”.

El gel no es tóxico y tras su aplicación podría tener una eficacia en la protección frente al VIH de entre 18 y 24 horas

Licenciar la patente

Los expertos de las dos instituciones colaboran desde 2003 en la preparación de sistemas dendríticos para su aplicación en diferentes procesos biomédicos, pero principalmente contra el VIH. Fruto de los resultados obtenidos, BIONDEN ha conseguido once patentes.

Con el objeto de desarrollar el gel comercialmente, los investigadores principales crearon la empresa de base tecnológica Ambiox Biotech, que actualmente tiene la licencia de explotación de la patente del microbicida, extendida internacionalmente y propiedad de la Universidad de Alcalá y del Gregorio Marañón.

Tres años y medio después de su nacimiento, Ambiox, busca una empresa interesada en licenciar la patente para continuar con la explotación del producto. “Es difícil obtener financiación para que nosotros mismos podamos continuar el desarrollo del gel. Lo que no querríamos es que estos resultados tan prometedores se pierdan”, concluye De la Mata.

Fuente: Universidad de Alcalá
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una investigación permite descartar la hidroxicloroquina como tratamiento preventivo frente a la covid
SINC

El ensayo clínico, realizado por investigadores españoles y publicada en el ‘New England Journal of Medicine’, concluye que este medicamento no tiene efectos beneficiosos en personas sanas que han estado expuestas a un positivo por PCR.

Rusia anuncia que su vacuna tiene una eficacia del 95 % y que costará menos de 20 dólares
SINC

El Fondo de Inversión Directa de Rusia espera que la vacuna Sputnik V llegue a 500 millones de personas, comenzando su distribución en 2021. Esta vacuna candidata levantó dudas en agosto entre los expertos por la velocidad de los ensayos en humanos y la opacidad en los datos.